La marca

Fanny, el gusto de la excelencia

Desde 1988, Fanny propone fruta no tratada después de la cosecha, garantía de una calidad gustativa incomparable.

Para ello, la marca basa su oferta en criterios rigurosos:

  • Selección de las mejores parcelas en cultivo,
  • Elección de variedades nobles,
  • Vigilancia y respeto de los índices de jugosidad y de los calibres,
  • Un acondicionamiento adaptado,
  • Una trazabilidad sin fallo…

Tantas ventajas, a las cuales se añade una preocupación permanente de innovación, han permitido a Fanny ganar y conservar, día a día, la confianza de su clientela. La maca se inscribe igualmente en una marcha de mejora continua y de desarrollo sostenible.